Si el 85% de las decisiones que tomamos lo hacemos con las emociones, ¿por qué no tratar de convencerlas a ellas?

¿Cuánto hay de racional y cuánto de emocional en las decisiones que tomamos? La neurociencia ha demostrado en los últimos tiempos varias cosas. Una es la de que tomamos decisiones en un tiempo récord y que en realidad poco importa el tiempo que dediquemos a pensárnoslo porque el sí o el no ha sido tomado en los primeros segundos de reflexión. Otra es que nuestro cerebro y nuestra memoria funcionan a varios niveles y que quien toma las decisiones es nuestro cerebro no siempre racional. A la hora de decidir qué hacemos son nuestros sentimientos, nuestra parte más subjetiva, quien acaba marcado lo que vamos a hacer.

https://www.youtube.com/watch?v=hkhJbhsxZjs